Notxor tiene un blog

Defenestrando la vida

Introducción en vídeo a org-mode

2021-07-19

Vengo con otro experimento. Como la sensación del anterior vídeo no fue demasiado buena, no me siento tan productivo editando vídeo como me siento productivo escribiendo un artículo. Pienso que es por falta de práctica. Después de haber editado uno, me planteé hacer otro, a ver si las herramientas, ahora más familiares, me permitían funcionar mucho más rápido. Además estoy valorando hacer un tercero, a ver si mejoro algunas cosas. Por ejemplo, el sonido (que es penoso).

El vídeo actual quiere presentar, por encima, las capacidades de org-mode y las cosas que se pueden hacer. No en profundidad, porque era un vídeo planeado para 20 ó 30 minutos. Sin embargo, va montado en dos partes. Cuando tenía casi terminado el montaje del vídeo y estaba montando y ajustando el sonido, kdenlive me lanzó un error y algo debió quedar mal en el fichero del proyecto, porque no conseguía abrirlo y cuando lo hacía petaba la aplicación.

Al final pude arreglar un poco el fichero, gracias a que es XML y parte del trabajo no se perdió. El problema es que lo tuve que dividir en dos partes. Así pues, el vídeo no es un vídeo, que son dos. Además, la limitación de tamaño en la plataforma de vídeo tampoco me hubiera permitido hacerlo en un sólo vídeo, porque el archivo no puede superar los 100Mb y todo junto, no sé si los hubiera sobrepasado.

El contenido del vídeo

Cualquiera que haya trabajado con Emacs encontrará el contenido demasiado escueto. Apenas doy unas pinceladas de lo que puede hacer org-mode. He tenido que dejar en el tintero muchas cosas para no alargar demasiado el vídeo. Algo que me resulta más molesto que en los artículos escritos, que pueden ser más largos o más cortos, dependiendo del tema que se hable, pero es más difícil pensar en el aburrimiento del que lo ve.

Hablo en general de cómo escribir un fichero org y cómo exportarlo a otro formato, en concreto a HTML. Por desglosarlo más despacio, se ven los aspectos básicos sobre:

  • Estilos de fuentes
  • Cabecera de archivo
  • Estructura del documento
  • Enlaces (tanto internos como externos)
  • Tablas
  • Gestión de tareas, fechas y listas (etiquetas)
  • Bloques de código
  • Exportación del documento a otros formatos (HTML)

El resultado se puede ver en el siguiente enlace:

prueba-org-mode.html

y el fichero org que lo genera en

prueba-org-mode.org

Si no has trabajado nunca con org-mode y es tu primer contacto, puedes bajarte el archivo org y juguetear con él.

¿Vais a aprender algo con el vídeo? Pues si ya utilizas Emacs y org-mode, puedes prescindir de perder el tiempo viéndolo, porque ya digo que todo es muy básico y con seguridad es muy posible que encuentres más interesante la música de fondo que he puesto que lo que digo y muestro.

Los vídeos

Como vengo diciendo, al final son dos vídeos de introducción a org-mode. El sonido es penoso tirando a catastrófico, ya lo siento. En la siguiente prueba, por sugerencia de Deesix, en lugar de utilizar el portátil en el que trabajo, intentaré hacerlo con el móvil. Posiblemente el sonido sea más claro, con menos ruido y pueda no sonar tan opaco y mal. He hecho un par de pruebas de grabación y la verdad es que funciona mejor. En la lista de aplicaciones para el Ubuntu Touch que llevo en el móvil, encontré una aplicación de grabación que lo hace directamente a ogg... y enchufándole los auriculares con micrófono la captura es más aceptable que desde mi viejo portátil.

Hasta ahora, para eliminar el ruido, tengo que pasarle al audio dos veces el filtro de reducción de ruido de Audacity. Pero eso también hace que la voz suene como si estuviera metido en una cueva y en algún momento, juntándose por mi desgana al vocalizar, se pierda algún contenido. Por ello, en estos vídeos he añadido la opción de ponerles subtítulos, por si alguien no entiende muy bien lo que digo.

Mi forma de pronunciar el inglés

A propósito del anterior vídeo hay quien se empeñó en corregirme la forma de pronunciar algunos palabros de origen inglés. No tengo ganas de discutir, pero no voy a cambiar de estilo. Me resulta artificioso introducir vocablos ingleses en medio de una frase en castellano. Las siglas las seguiré deletreando tal y como se hace en castellano por lo mismo.

El otro día me eché unas risas al ver una entrevista a una periodista cubana, de parte de un periodista español y le preguntaba que con las restricciones de Internet en la isla, cómo era posible estar haciendo la entrevista... La respuesta fue algo así como que me conecto a través de una aplicación «bipién». El periodista español le preguntó qué aplicación era esa y repitió por «bipién». Aún sabiendo (por la cara del periodista) un poco más que él sobre redes, tardé un rato en darme cuenta que se refería a VPN. ¿Por qué? Porque es artificial, no esperas ─al menos yo no espero─ lenguas mezcladas.

Por otro lado, además, puestos a hacer esfuerzos creo que me pondré a esforzarme en pronunciar correctamente las palabras inglesas insertadas en una oración pensada en castellano, cuando vea que hay reciprocidad y hacen el mismo esfuerzo por pronunciar correctamente las palabras españolas en medio de una oración pensada en inglés. Así, cuando oiga a un inglés o estadounidense pronunciar correctamente «Los Ángeles», o «San Francisco», o «Toledo» o cualquier otro término, como «siesta» o «tortilla», me plantearé si debo hacer dicho esfuerzo. Recuerdo en un trabajo conjunto con un equipo norteamericano mi amigo «Vázquez» era «Bascuas», que terminó desistiendo de que lo pronunciaran correctamente. Sin embargo, sí debíamos pronunciar bien los suyos, e incluso hacer el esfuerzo de pronunciar a la inglesa apellidos como «Daias» (Díaz), porque se enfadaban de veras si mezclábamos palabras pronunciadas en castellano en medio de una frase en inglés, por no hacer ningún esfuerzo en comprenderla. Desde entonces (entre enero y abril de 2010), aunque a veces se me escapa alguna, procuro no pronunciar a la inglesa ninguna palabra que sepa cómo se escribe, en reciprocidad al trato recibido.

Dichos esfuerzos se los merecen más otras lenguas, ─no puedo decir que las domino, pero sí las /chapurreo/─, que sí intento pronunciar correctamente cuando utilizo alguna de sus palabras: como el catalán, el esperanto, o incluso el francés. Sin embargo, todas tienen sonidos que no son nativos de mi lengua materna (el castellano) y la pronunciación puede no ser exacta (sobre todo si hay una ll final en catalán que nunca he conseguido pronunciarla bien). Por tanto, ya me disculparán si no lo hago correctamente del todo.

Si, como digo, el objetivo es entendernos, es mejor no mezclar idiomas. Que por otro lado lo invaden todo. Incluso muy pocos parecen saber ya que en castellano la W se lee como una B y les oyes pronunciar güenceslao o güamba, en lugar de Benceslao o Bamba. O simplemente pronunciar cualquier nombre extranjero, ya sea alemán, sueco, holandés o incluso italiano o portugués, a la inglesa. Que recuerdo a un membrillo decir que íba a la «Feirou's concentreison» cuando íbamos a la concentración motorista de Faro (Portugal), si quería ser internacional podría haber dicho «Concentraçao de Faro» y hubiera quedado mejor.

Así pues, si te molesta cómo lo pronuncio silencias el audio y miras los subtítulos. Y hablando de idiomas, la música que he seleccionado está en Esperanto es de Martin Wiese (es sueco, no pronuncies «güeisa», recuerda: es sueco. Cuando se lo oí pronunciar a él mismo, pronunció «Biss»). Van tres canciones:

  • Pli ol nenio (Más que nada)
  • Superbazaro (Supermercado)
  • Anstataŭ letero (En lugar de [a modo de, en vez de] una carta)

Próximas entregas

Tengo intención, por concretar mejor el experimento y ver si voy cogiendo soltura con la edición de vídeo y la incomodidad que aún siento editando vídeo va desapareciendo con la práctica, editar otro vídeo. El tema sería la configuración de org-mode para utilizarlo como agenda y lo que quiero incluir:

  • Personalización de días de la semana y nombres de meses en las fechas.
  • Configuración de los diversos tipos de etiquetas.
  • Configuración de la captura de entradas para la agenda.
  • Tareas periódicas (diarias, semanales, mensuales, trimestrales, anuales).
  • La agenda y los distintos listados de tareas y filtros.
  • El uso del diario para eventos periódicos, honomásticas, cumpleaños y otras informaciones similares.

Si hay interés por el asunto, intentaré hacerlo más ameno (o fluido) que hasta ahora y ver si puedo hacerlo además con mejor sonido, grabando el sonido en directo mientras trabajo. Si bien no sería «hacer un directo», sería un equivalente: capturar una sesión en la que configuraría org-mode desde cero para gestionar una agenda. Aún contando con un guión más o menos detallado, los imponderables que sucedan, como errores en el código y demás, aportarían más frescura al discurso hablado.

El resultado

La primera parte:

La segunda parte:

Los enlaces, por si queréis verlos fuera del blog son los siguientes:

Conclusión

De momento, la tarea de editar vídeo sigue sin parecerme óptima. Un vídeo lo miras de principio a fin pero es complicado ir haciendo lo que hace la otra persona para que se te quede el procedimiento. Además un texto lo puedes empezar a leer por donde quieras, ir directamente al código, a un gráfico o a una explicación... en un vídeo es más complicado encontrar justo lo que necesitas consultar. Por tango, ¿este blog se convertirá en vlog? ─como me ha preguntado alguno─, pues no: me gusta escribir y contar cosas; cosas que sé o que creo saber, cosas que siento o cosas que vivo. Un vídeo contándolas no me resulta igual de atractivo. Así que no, no me voy a pasar al vídeo, aunque puedo hacer alguno de vez en cuando.

Categoría: emacs org-mode vídeo

Comentarios

Debido a algunos ataques mailintencionados a través de la herramienta de comentarios, he decidido no proporcionar dicha opción en el Blog. Si alguien quiere comentar algo, me puede encontrar en Mastodon y en Diaspora con el nick de Notxor.

También se ha abierto un grupo en Telegram, para usuarios de esa red.

Disculpen las molestias.