Notxor tiene un blog

Defenestrando la vida

Minicurso de LaTeX para psicólogos

2021-03-20

No sé cuánto me ocupará, es muy probable que tenga que dividirlo en varias entregas para no hacerlas demasiado grandes. Mi intención con este artículo es servir de introducción al empleo de LaTeX para la generación de documentos. Está enfocado a psicólogos porque soy psicólogo y porque quiero que sirva un poco de ayuda a mis compañeros del grupo de trabajo del Colegio Oficial de Profesionales de la Psicología de Aragón, puesto que estoy generando la documentación de trabajo que generamos con este sistema. Por tanto, está dedicado, especialmente a mis compañeros psicólogos. Disculpadme el resto de posibles lectores si les presto más atención a ellos que al público en general... y quizá me ponga algo más pesado con el estilo de la APA1, algo que es de facto el formato estándar para publicar papers sobre psicología, especialmente en el APA Journal. Con LaTeX conseguiremos ceñirnos a ese estándar de forma automágica.

¿Por qué usar LaTeX para generar documentos?

En el trabajo del día a día de un psicólogo se generan bastantes documentos (cartas, informes, artículos...) y para la mayoría de profesionales la aplicación estrella es un editor de documentos del tipo wysiwyg2. Puede parecer que es buena idea darle todo el poder de edición al usuario y ponérselo todo a la vista para que haga lo que quiera, pero al final eso es un problema más grande que no hacerlo. Todos hemos sufrido trabajar documentos que nos llegan (o que producimos) cuyo formato interno es inexistente. Los títulos no se distinguen lógicamente del contenido salvo porque el autor modifica el tamaño de la letra (o cambia el tipo) o lo pone en negrita y/o cursiva... y como de una vez para otra no se acuerda de qué formato estaba poniendo unos títulos de sección son en negrita y cursiva, con la fuente a 15pt, otros en negrita sólo o en cursiva sólo, en 16pt, o cambia sólo el tamaño a 14pt. Además, para rematar la jugada, cuando quiere que haya un salto de página comienza a introducir saltos de línea con el enter. Para cuando acaba de darle formato a su documento y está perfectamente orgulloso de su trabajo, hacer una tabla de contenidos es una tarea titánica.

Todas esas prácticas, en última instancia, son un dolor de cabeza cuando cambiamos nuestro documento a una versión distinta del mismo editor3. Podemos encontrarnos incluso que no puede abrirlo, o nos pide que lo guardemos en otro formato o mil cosas más. El caso es que ese documento no se verá bien. Incluso puede ser así con la misma versión del programa, pero en otra máquina distinta: de repente todo se descaraja. Los saltos de página no están donde los pusimos, los saltos de línea (sí, hay gente que salta de línea aún dándole al <RET>), las tablas se nos salen por los márgenes o el texto sobreescribe alguna ilustración. ¿Quién no ha lidiado con fichero así?

Esos son los problemas de tener toda la capacidad para editar un documento, pero no saber nada de edición de documentos. Aún suponiendo que sabemos utilizar correctamente esta herramienta, vemos que el resultado impreso de nuestros documentos es sobrepasado con creces por su equivalente LaTeX, ¿por qué?

LaTeX utiliza fuentes de calidad pensadas para ser impresas en papel, mientras que los otros sistemas utilizan las fuentes que tengas instaladas en la máquina, que normalmente están pensadas para visualizarse en pantalla. Además, a no ser que seas diseñador o editor, el diseño de página será siempre mejor el que produzca LaTeX. Moverá figuras y tablas donde queden mejor en la impresión, no donde nosotros las pongamos. Ajustará márgenes y tipos de letra para conseguir una perfecta armonía del documento. Esto crea un poco de desconcierto al principio de utilizar LaTeX, pero cuando te acostumbras a citar la figura con etiquetas, en lugar de escribir «en la figura anterior» como única indicación, hace que los enlaces dentro del documento se potencien, mejore la visualización del documento, la congruencia de los tipos hará que sea más legible y agradable y, por último, la fuente empleada, junto con su ajuste, le darán un acabado profesional que no tienes en un editor de documentos, a no ser que seas diseñador o editor profesional (y en ese caso tampoco utilizarás un editor de documentos para hacer el trabajo).

Por tanto, LaTeX ayuda a mantener la coherencia del documento sin esfuerzo, nos proporciona una buena salida impresa permitiéndonos concentrarnos en el contenido y no en el aspecto (que como sabemos va a ser muy superior a lo que conseguiríamos nosotros a mano). Pero, ¿tan maravillosa herramienta tiene inconvenientes? Pues sí: ocupa bastante en nuestro disco duro y tiene una curva de aprendizaje un poco empinada al principio (aunque muy agradecida al final), por lo que puede hacer que la gente no quiera gastar su tiempo en aprenderlo. Algo, que no será tu problema si estás leyendo ésto.

Conceptos básicos

Me voy a ahorrar toda la introducción a la historia de TeX4 y de su derivada LaTeX5. El objetivo que me propongo es proporcionar una introducción a LaTeX allanando la curva de aprendizaje lo más posible. Sin embargo, en Internet se pueden encontrar mucha documentación sobre TeX ─ LaTeX.

Instalación

En cada sistema operativo hay diversas distribuciones de LaTeX y contar con pelos y señales todas las opciones de instalación que hay se sale de lo que es un contenido. Por ejemplo, en windows podemos encontrar MikTeX, aunque también estaría bien echarle un ojo a CervanTeX. Para Mac podemos encontrar MacTeX o para GNU/Linux también podemos encontrar MikTeX. Todas ellas son distribuciones de TeX que nos proporcionan el sistema de generación de documentos. ¿Qué paquetes instalar? Pues mi recomendación es hacer una instalación básica o la recomendada de la herramienta que estemos instalando. Con posterioridad podemos modificar la lista de paquetes, instalar algunos que necesitemos o eliminar los que nos estorben. Para estos primeros pasos con LaTeX, con una instalación mínima será suficiente y seguramente no necesites instalar nada más.

En el futuro, es posible que necesites instalar algún paquete más por alguna funcionalidad concreta: como generar algún tipo de documento en especial, tener algún tipo de entorno6 especial para nuestro trabajo, etc.

Para generar nuestros documentos necesitamos un editor de texto... A un editor de texto plano me refiero, no de documentos. Escribiremos nuestro contenido en texto plano y mediante la herramienta ejecutable se generará el documento resultante. El formato de salida dependerá de lo que queramos, pero voy a suponer que lo que queremos es generar un pdf (aunque hay otros formatos de salida como dvi o postscript... nos quedaremos, a efectos prácticos, con el más frecuente en el día a día).

Si no estáis acostumbrados a la línea de comandos es posible que os asustéis al principio con el paso de generar el documento: abrir una consola y teclear un comando debería ser algo natural. Pero los usuarios se han acostumbrado a hacerlo todo gráficamente. Por esto, os recomiendo algún tipo de editor, especialmente si está pensado para la edición de LaTeX que os facilite la vida. Yo utilizo Emacs, pero es otro mundo aún más complejo que el propio LaTeX así que sólo os lo recomiendo en el caso de que queráis profundizar en otras herramientas y lo vayáis a usar para otras cosas además.

Los editores más recomendables para comenzar, si estás empezando con LaTeX, son TeXMaker, TeXStudio (ambos son multiplataforma y cuentan con versiones para windows, Mac y GNU/Linux) o Kile, que cuenta con versiones para windows y para GNU/Linux. Quizá los más completos sean los dos primeros y permiten no sólo editar nuestro documento, sino que nos permiten visualizarlo mientras lo editamos. Todos tienen autocompletado de sintaxis y bonitos menús y paneles donde buscar ese comando que nos hace falta. Nos permiten generar nuestro documento seleccionando algún botón o llamando a algún menú.

Si estás pensando que utilizar LaTeX es como programar te dejo que lo sigas pensando. Es similar, entra un fichero con el código que entiende el programador pasa por un ejecutable que genera una salida y consigues el resultado. Programar, realmente es algo más complejo que escribir documentos con TeX, pero usarlo te puede hacer sentir como el hacker de la oficina, así que adelante.

Estructura del documento

Al principio, nos puede resultar chocante, que tengamos que elegir qué tipo de documento queremos escribir, sobre todo si estamos acostumbrados a las herramientas wysiwig, donde nos presentan un remedo gráfico que representa una página en blanco para que empecemos a llenarla sin saber de antemano con qué. Por tanto, nos puede resultar curioso tener que decir antes: ¿Quiero escribir un artículo (article), un libro (book), una carta (letter)? ¿En qué tamaño de papel? ¿Con qué márgenes o diseño de página? Las respuestas a estas preguntas le proporcionan a LaTeX los datos para que haga su trabajo.

La elección puede ser bastante amplia, pues podemos generar documentos que van desde un cartel hasta un libro, pasando por una tesis doctoral, una carta, un currículo, o también una presentación. El amplio espectro de documentos necesita también diferentes comandos de edición y si no sabéis por dónde empezar, os recomiendo partir de una plantilla ya hecha, pero antes debéis saber cómo funciona todo.

¿Cómo se ve un documento básico?:

\documentclass{article}
  \textheight = 21cm          % largo del texto impreso (por defecto 19cm)
  \textwidth = 18cm           % ancho texto impreso (por defecto 14cm)
  \topmargin = -1cm           % margen superior (por defecto 3cm): 3-1=2cm
  \oddsidemargin = -1.5cm     % margen izquierdo (por defecto 4.5cm): 4.5-1.5=3cm
  \parindent = 0mm            % Eliminar la sangría del párrafo
  % Paquetes básicos
  \usepackage[T1]{fontenc}    % fuentes adecuadas para salida
  \usepackage[utf8]{inputenc} % acentos y caracteres especiales, desde el teclado
  \usepackage[spanish]{babel} % Traducción al español de los epígrafes
                              % de LaTeX: ‘Capítulo’, ‘Índice’ ‘Figura’...
\begin{document}
% Cuerpo del documento
Aquí está escrito el contenido de nuestro artículo.
\end{document}

Obtendremos un documento tal que:

documento-uno.png

Tanto escribir para generar tan poco contenido. ¿Cómo se explica ésto? Pues muy sencillo: las primeras líneas son de configuración. Volvamos a lo que hemos escrito para entenderlo.

Vemos dos partes diferenciadas en el código anterior: La primera parte es el preámbulo donde cargaremos todos los paquetes que tendrán un efecto visual, o de configuración, sobre el documento. Es decir, estamos armando las condiciones que queremos que use LaTeX para generar nuestro documento. La segunda parte se encontrará contenida entre los comandos \begin{document} y \end{document}7 y como se pude suponer ahí es donde escribiremos nuestro contenido.

Los comandos, podemos observar que comienzan siempre por un carácter \ seguido del nombre del comando propiamente dicho y luego podemos encontrar algún valor entre corchetes ([...]) que representan valores opcionales o son los parámetros de la función principal que aparecerá entre llaves ({...}). Como todo lo que hay ahí es muy básico, lo que he escrito sólo carga los paquetes mínimos para trabajar en otro idioma que no sea inglés. En nuestro caso spanish para español, pero podría haber sido catalan, si fuera esa la lengua en la que escribiéramos el documento. En todo caso esos tres paquetes sirven para:

Paquete Opción Resultado
fontenc T1 Fuentes del documento de salida.
inputenc utf8 Fuentes del archivo de entrada.8
babel spanish Utilizar el español como idioma del documento.

El contenido se encontrará entre las marcas de comienzo y final del documento. Pero en la cabecera definimos cómo se debe representar. El primer comando debe ser siempre \documentclass{} que definirá el tipo de documento que queremos escribir. Los tipos más habituales, aunque hay muchos diferentes, son:

Tipo Documento
article Un artículo
book Un libro
report Un informe
letter Una carta

Del tipo de documento, se deduce su estructura. Por ejemplo, un artículo no tendrá capítulos pero sí secciones, mientras que un libro tendrá de ambos y añadirá el concepto de parte como organización superior al capítulo. Mientras que un informe puede tener capítulos pero no partes... o una carta no tener nada de eso, pero sí un saludo, una despedida y una firma. Como se puede ver, el tipo de documento es un dato fundamental para que LaTeX haga su trabajo correctamente.

Idiomas y su tratamiento

Por defecto, como he sugerido antes, el idioma utilizado es el inglés, así que hay que configurarlo para trabajar con otros idiomas. No voy a complicar mucho el tema, me quedaré en los paquetes básicos y que podemos cambiar el idioma con el paquete babel. Hay otros sistemas TeX que tratan las diferentes lenguas de otra manera a LaTeX y es posible cambiar el idioma sobre la marcha. Son muy recomendables si el documento que vas a generar es multilingüe. Pero se sale del objetivo de este artículo9.

Resumiendo, en la configuración mínima he puesto los paquetes para trabajar en español. Los caracteres de entrada son importantes porque dependen de qué códigos de fuente utiliza tu sistema operativo. Si estás utilizando GNU/Linux o MacOS las fuentes serán utf8, si estás utilizando windows las fuentes serán latin1. Por tanto, el formato del fichero de entrada es útil para escribir directamente con nuestro teclado y que el sistema lo interprete correctamente. Si no incluimos los paquetes anteriores necesitaremos especificar los caracteres especiales como acentos, ñ o la apertura de interrogación o exclamación con una secuencia de comandos como las siguientes:

caracter secuencia
á \'a
é \'e
í \'{i}
ó \'o
ú \'u
ñ \~n
¿ ?`
¡ !`

Hay más, como sus correspondientes utilizando las mayúsculas, pero también para conseguir otros caracteres especiales de puntuación como guiones largos mediante dos -- o tres --- guiones.

Por otro lado, si no incluimos el paquete babel para el español encontraremos que nos marcará algunas cosas en inglés, por ejemplo pondrá content en lugar de contenido o índice o utilizará el término chapter en lugar del español capítulo. Podemos redefinirlos mediante el comando \renewcommand, y es sencillo, pero puede ser un listado muy largo que podemos evitar con sólo una línea.

nombre comando
Capítulo \renewcommand{\chaptername}{Capítulo}
Figura \renewcommand{\figurename}{Figura}
Bibliografía \renewcommand{\bibname}{Bibliografía}

Por poner sólo tres ejemplos. Además, como estos aspectos superan lo que podríamos considerar un conocimiento básico para neófitos, vamos con cosas más prosaicas y sencillas para empezar.

Caracteres especiales

Puesto que LaTeX utiliza algunos caracteres especiales para configurar sus comandos, el uso de los mismos puede llevar al error a la hora de generar el documento. Así por ejemplo, puesto que el carácter para introducir comentarios en nuestro documento es el % es posible que al introducir un texto tal que 45% perdamos la parte del texto que aparezca después en esa línea. Entonces, ¿no podemos escribir porcentajes? Sí, sí podemos: aunque los caracteres especiales los debemos escapar con el carácter \. En la siguiente tabla podemos ver todos los caracteres especiales, cómo se escapan y para qué sirven:

carácter escape utilidad
\ \\ Inicio de comando o escape
{, } \{, \} Abre-cierra un bloque de código
$ \$ Abre-cierra el modo matemático
& \& Tabulador en tablas y matrices
# \# Señala parámetros en las macros
_, ^ \_, \^ Subíndice y superíndice
~ \~ Evitar el corte de renglón
% \% Inicio de comentarios

Cuando necesitemos escribir alguno de esos caracteres y que sea legible en el texto, debemos utilizar la secuencia de escape. Si los utilizamos sin escape, LaTeX lo interpretará como un comando de edición y actuará en consecuencia. Si vemos algo raro en nuestro texto suele deberse a que hemos olvidado escapar alguno de estos caracteres.

Tipo de texto

Lo primero que llama la atención a quien llegue a LaTeX desde un editor de documentos es la dificultad de modificar las fuentes del documento. Por supuesto, se pueden cambiar, pero no tienes la misma libertad que en un editor de documento, donde en cada párrafo o, si me apuras, en cada carácter, podemos seleccionar el tipo de fuente que queremos, el tamaño o el tipo.

Pero una cosa es que se pueda y otra que se deba. Si no utilizamos esa posibilidad con cuidado, nuestros documentos se verán mermados en cuanto a aspecto y legibilidad. Por ésto, LaTeX, aunque nos deja modificar todo el aspecto del texto, lo hace de forma que el usuario sea consciente de lo que hace y cómo afecta al resultado impreso.

Sobre el aspecto de la fuente:

comando significado
\textnormal{...} Texto normal
\textbf{...} Texto en negrita
\emph{...} Énfasis
\textsl{...} Slant, texto inclinado
\textit{...} Itálica
\textrm{...} Roman, texto en roman
\textsf{...} Texto en San Serif.
\texttt{...} Tipewriter. Tipo fijo
\verb Verbatim.

Hay algunas que nos pueden parecer inútiles o redundantes pero no lo son. Por ejemplo, el texto con énfasis utilizando el comando \emph{} cuando se encuentra dentro de un entorno en itálica \textit{} mostrará el texto en roman para que se distinga (enfatice) del resto en itálica.

Algo que puede llamar la atención al principio es el comando \verb. Todos los demás utilizan {} para enmarcar el texto al que afectan. Sin embargo, verb no lo hace. Cualquier cosa que se ponga en un texto verb no se interpretará y puesto que es muy frecuente utilizarlo para mostrar textos que contienen caracteres especiales, el utilizar las llaves puede ser un engorro, porque podemos encontrarnos dentro alguna llave y LaTeX no sabrá si es parte del texto o del comando. Por tanto, lo que se hace en este comando es proporcionar un carácter de comienzo y de final. Por lo general utilizo | pero puede ser cualquiera. Suelo utilizar ese carácter, que es bastante visual, pero si el texto que escribimos lo contiene, hay que utilizar algún otro símbolo que no esté en él: @, ¡, !... recordando siempre que se utiliza el mismo carácter para abrir y para cerrar el texto verbatim.

Tamaños de texto

Así mismo los tamaños están limitados y no puedes utilizar el tamaño de la fuente que quieras, especificando tamaño por puntos a ojo... ya que pocos saben que un punto tipográfico está definido como \(1/72\) de pulgada o \(352,7777\) micrómetros. En LaTeX los tamaños que definas pueden estar en puntos (pt) y también en centímetros (cm), pero los tipos serán siempre relativos: se define el tamaño del texto normal y a partir de ese se definen el resto de los tamaños. Por ejemplo, para un tamaño de letra de 10pt, los tamaños serán:

comando tamaño en pt
\tiny 5
\scriptsize 7
\footnotesize 8
\small 9
\normalsize 10
\large 12
\Large 14.4
\LARGE 17.28
\huge 20.74
\Huge 24.88

Ejemplo visual

Como hablar de todas estas cosas así en teoría es complicado de visualizar, voy a poner aquí el contenido de un archivo, generaré el fichero pdf y pondré una captura de cómo se ve el documento.

Voy a utilizar el siguiente código:

\documentclass{article}
    \textheight = 21cm          % largo del texto impreso (por defecto 19cm)
    \textwidth = 18cm           % ancho texto impreso (por defecto 14cm)
    \topmargin = -1cm           % margen superior (por defecto 3cm): 3-1=2cm
    \oddsidemargin = -1.5cm     % margen izquierdo (por defecto 4.5cm): 4.5-1.5=3cm
    \parindent = 0mm            % Eliminar la sangría del párrafo
    % Paquetes básicos
    \usepackage[T1]{fontenc}    % fuentes adecuadas para salida
    \usepackage[utf8]{inputenc} % acentos y caracteres especiales, desde el teclado
    \usepackage[spanish]{babel} % Traducción al español de los epígrafes
                                % de LaTeX: ‘Capítulo’, ‘Índice’
                                % ‘Figura’...
\begin{document}                % Entorno que contiene el documento
\title{Documento básico de ejemplo} % El título del documento
\author{Notxor}                     % El autor

\maketitle                          % Genera el título, junto con autor y fecha

\abstract                           % Resumen del documento
Este es un documento de prueba para ver las posibilidades de cada tipo
de letra y tamaño. Vamos a ello.

\section{Tipos de letra}            % Sección sobre los tipos de letra
Esto es un texto con diferentes tipos de letra: este es el normal,
este está en \textbf{negrita}, este está \emph{enfatizado}, este es
\textsl{inclinado} aunque no se diferencia mucho de la
\textit{itálica}, aunque sí podemos diferenciar el tipo
\textrm{roman}, del tipo \textsf{san serif} o del tipo
\texttt{Tipewrite}.

Además podemos escribir el mismo texto con otro formato de comando,
véase la gracia: Esto es un texto con diferentes tipos de letra: este
es el normal, este está en {\bf negrita}, este está {\em enfatizado},
este es {\sl inclinado} aunque no se diferencia mucho de la {\it
  itálica}, aunque sí podemos diferenciar el tipo {\rm roman}, del
tipo {\sf san serif} o del tipo {\tt Tipewrite}. Pero tienes que mirar
el código para verlo.

El resultado, como puedes ver, es el mismo.

\section{Tamaños del texto}         % Sección sobre el tamaño de las fuentes

\begin{itemize}                     % Entorno que contiene una lista sin numerar
\item \verb|\tiny{}| \tiny{muy muy muy pequeño}
\item \verb|\scriptsize{}| \scriptsize{muy muy pequeño}
\item \verb|\footnotesize{}| \footnotesize{muy pequeño}
\item \verb|\small{}| \small{pequeño}
\item \verb|\normalsize{}| \normalsize{normal}
\item \verb|\large{}| \large{grande}
\item \verb|\Large{}| \Large{muy grande}
\item \verb|\LARGE{}| \LARGE{muy muy grande}
\item \verb|\huge{}| \huge{enorme}
\item \verb|\Huge{}| \Huge{más que enorme}
\end{itemize}

\end{document}                       % Final del documento

Ahora mismo es posible que no entiendas todos los comandos, pero a poco que los mires, verás que son muy fáciles de entender, además, porque he puesto comentarios para indicar qué hacen.

El siguiente paso es generar el documento. Para ello abro una consola y tecleo el siguiente comando, suponiendo que el fichero lo haya llamado texto.tex:

$ pdflatex texto

Debemos estar situados en el directorio donde guardamos el documento. Además, es de señalar que se llama al comando sin la extensión .tex del fichero. Si todo ha ido bien, generará el documento y una serie de ficheros auxiliares. El documento pdf que se verá de la siguiente manera:

Captura-pantalla_documento-fuentes.png

Es posible que para generar la salida completa, sobre todo cuando existen enlaces internos que saltan de una página a otra, o a una figura, o a una tabla; o cuando se quiere o se necesita un índice de materias, o índices de tablas y gráficos, o bibliografía... Como digo, es posible que se necesite invocar el comando varias veces. ¿Cuántas? No te preocupes, normalmente los editores que trabajan sobre LaTeX hacen esas llamadas por ti, de manera automática detectan si es necesario y lo hacen por nosotros, nos podemos despreocupar un poco, pero si vemos que aparecen algún ? en un lugar donde esperamos encontrar un enlace a una página, o a una figura, o una cita de la bibliografía, es que necesitamos llamar a pdflatex de nuevo.

Conclusión

La conclusión en realidad es un continuará. Me está quedando algo demasiado largo y apenas he podido rascar un poco la superficie de lo que es y cómo se utiliza LaTeX. Es posible que estés pensando que no te supone mucha ventaja el tener que aprenderte los comandos y todas esas cosas, pero desde luego ni siquiera hemos rascado toda la potencialidad de la herramienta. No hemos hablado de los enlaces internos, la generación de índices, la bibliografía, los tipos de documentos, incluidas las presentaciones en pdf... en fin, que apenas hemos visto nada.

La principal ventaja de esta herramienta es que ni en tus mejores sueños consigues un acabado de los documentos como el que puede proporcionar LaTeX. Otra ventaja es que el original lo puedes abrir con cualquier editor de texto en cualquier ordenador y que, teniendo LaTeX instalado, la salida será idéntica, sin importar la máquina. Además, podrás escribir un documento LaTeX sin tener siquiera instalado el programa, aunque no lo podrás visualizar, podrás trabajar en él sin ningún problema.

La principal desventaja es que tienes que aprender una tecnología nueva a la que no estás acostumbrado.

Footnotes:

1

Asociación Americana de Psicología, en su acrónimo en inglés.

2

Acrónimo de What You See Is What You Get: lo que ves es lo que obtienes.

3

Entendiendo en esta frase editor como un editor de documentos, no un editor de texto.

4

Se lee tej.

5

Hay más variantes como XeTeX o luaTeX, pero se escapan de este minicurso.

6

Ya veremos lo que son los entornos, pero básicamente se pude decir que es todo lo que va entre unas etiquetas begin y end que marcan que ese texto se debe tratar de una determinada manera.

7

Es un entorno que contiene a todo el documento.

8

Si estás utilizando windows, el valor de la opción debería ser latin1.

9

Si hay interés lo contaré en otro artículo.

Categoría: latex

Comentarios

Debido a algunos ataques mailintencionados a través de la herramienta de comentarios, he decidido no proporcionar dicha opción en el Blog. Si alguien quiere comentar algo, me puede encontrar en Mastodon y en Diaspora con el nick de Notxor.

También se ha abierto un grupo en Telegram, para usuarios de esa red.

Disculpen las molestias.