Notxor tiene un blog

Defenestrando la vida


Algunas reflexiones sobre el blog

Llevo un tiempo dándole vueltas al blog. Lo he venido cuidando desde hace años, tanto en su primera versión con Pelican como su evolución con org-page y seguiré haciéndolo mientras aguante el cuerpo --y la mente, por supuesto--.

El blog ha ido dando bandazos en base a mis intereses personales del momento. Hablo de casi cualquier cosa que me emocione aprender, ya sea de psicología, de informática o de cualquier aspecto que me parezca relevante. Eso puede ser un problema, porque no hay un tema fijo o una coherencia editorial definida. Lo califico de problema, aunque yo no lo vea así desde mi punto de vista subjetivo. Mientras se mantiene como mi blog personal hablo en él sobre lo que quiero.

Una de las cosas que he pensado es poner un botón de esos «de limosna para el autor». Considerando que éste no es un blog con ánimo de lucro lo más que pondría es un botón, pequeño en una esquina o en el pie de las páginas para que done el que quiera... y pienso que seguiría siendo sin «ánimo de lucro», porque el contenido seguiría siendo abierto: se podría leer sin activar el javascript (por lo que el botón sería invisible para el posible lector), seguiría siendo accesible. Donaría el que quisiera sin presiones y sin ponerme cansino con el «dame argo pa' un bocata de chorizo».

Consideraciones

¿El objetivo?

Financiar el hosting. No es que sea muy caro, con obtener unos pocos euros al año sería suficiente de momento para compensar que es un subdominio que chupa recursos de un dominio padre y en un futuro, --espero que próximo--, migrar a un dominio propio y dejar de molestar en otros sitios.

¿Dónde irá lo obtenido?

En principio no espero obtener mucho de ello, seguramente me tocará añadir dinero de mi bolsillo en el caso de que finalmente ponga el pichorro de donaciones. Sin embargo, es posible, aunque poco probable, que obtenga más de lo necesario para mantener el sitio. En ese caso había pensado en donar los excedentes a las herramientas que utilizo en el blog: emacs, blender, la Free Software Fundation, o cualquier otro proyecto que redunde en el desarrollo de software libre hecho por y para la comunidad.

Herramientas

Cuando hablamos de monetizar con donativos algún proyecto, viene a la mente el sitio típico de Patreon, pero hay otros sitios como ko-fi. Hay muchos más, pero esos dos son los que estoy considerando.

El primero, Patreon, es el más conocido y por tanto el más familiar para la gente. Sin embargo, cobran comisión y sus condiciones, si tenemos en cuenta los impuestos, al final es posible que no se reciba nada. El segundo, ko-fi, es menos conocido: la versión gratuita afirma que entregan el 100% de lo recaudado sin comisiones. En cambio, la aportación mínima son 3€ y, yo sinceramente, no creo que nadie en su sano juicio aporte tres euros tan fácilmente. Se pueden cambiar los mínimos, pero sólo en las cuentas gold que son de pago y ya hay comisiones y esas cosas.

Conclusiones

Pues eso, no me decido, lo haré o no. Dentro de unas semanas veremos. En realidad, no creo que moleste mucho un botón de donaciones por ahí en algún rincón. Veremos.


Comentarios