Notxor tiene un blog

Defenestrando la vida


Escribir con textos con un editor de código

Procesadores de texto

Desde que descubrí LaTeX he venido abandonando los procesadores de texto. En general, los procesadores de texto son aplicaciones monolíticas que tienen muchas herramientas con el fin de trabajar con documentos, fundamentalmente de texto, pero no sólo de texto.

¿Qué tipo de ventajas tienen que hacen que la gente haya admitido los procesadores de texto como herramientas fundamentales para trabajar con sus documentos? Pues desde mi punto de vista son tres:

  1. WYSIWYG1 El usuario tiene a la vista el documento tal y como quedará al imprimir.
  2. Herramienta o diccionario de corrección ortográfica.
  3. Herramienta básica de corrección sintáctica.

La primera ventaja al final no es tal. El usuario suele distraerse con el «aspecto» que está tomando el documento en lugar de con el contenido, que es siempre lo importante. He visto, y he tenido que corregir, documentos que no utilizaban cabeceras de sección o apartados. En su lugar utilizan el cambio de tamaño y/o tipo de letra, negritas y cursivas. Un sistema de estilos que sólo está en la cabeza del que está haciendo el documento y que además tiende a olvidar entre una sesión de trabajo y otra, dejando un montón de inconsistencias imposibles de seguir. En otras ocasiones, el escritor decide que un apartado debe comenzar en la siguiente página y no hay nada más a mano que dar al enter tantas veces como sea necesario, para que dicho apartado se vea tal y como él quiere. Cualquier edición posterior del documento puede hacer que el paginado, tan bien hecho, se convierta en un auténtico desastre. Me voy a ahorrar detallar lo que normalmente se ve en el tratamiento de gráficos, imágenes, tablas y cuadros de texto.

Además, el wysiwyg sólo es efectivo si el documento se crea y se imprime con el mismo ordenador. Cambiar a otro dispositivo implica que las fuentes de tipos cambien, cambiando así también el ancho de las mismas y esos paginados hechos a mano suelen resultar en el más puro caos. He tenido que corregir documentos en los que incluso el índice de contenidos estaba hecho a mano, sobre títulos de secciones inconsistentes en paginados caóticos. Son esos documentos los que me han hecho abandonar poco a poco esos procesadores de texto en favor de otros sistemas. Quizá, el wysiwyg sólo sea útil para diseñadores gráficos o gente acostumbrada a trabajar con css y/o estilos.

Diccionario de corrección ortográfica

Es bastante útil que la herramienta que utilizas para escribir te vaya avisando de errores al teclear, errores que pueden ser mecanográficos u ortográficos. Esa herramienta no es exclusiva de los procesadores de texto, existen en muchos otros sistemas. En emacs y su org-mode están también presentes, pero no como un «componente» del editor, sino como un componente del sistema operativo.

Ispell es un sistema de corrección ortográfica creado para sistemas Un*x. El beneficio de utilizar una herramienta del sistema consiste en que puede ser compartido por varios programas. Además de ispell existen otros sistemas similares que pueden sustituirlo, por ejemplo, aspell o hunspell, que serían los más populares.

Configurar emacs para utilizar un diccionario es tan sencillo como añadir en el fichero de configuración de .emacs la siguiente línea:

(setq ispell-program-name "aspell")

En mi caso estoy utilizando aspell y eso es lo único que necesita saber emacs para utilizar el diccionario. A partir de ahí se puede utilizar el modo flyspell. Ese modo va comprobando al vuelo la corrección de lo escrito, pero también se puede corregir el documento con el comando M-x ispell o una determinada palabra con M-x ispell-word. Incluso se puede cambiar el diccionario si estamos escribiendo en otros idiomas con el comando M-x ispell-change-dictionary. Existen más funciones, pero esas son las que más he utilizado.

Herramienta de corrección sintáctica

LanguageTool es una herramienta de corrección sintáctica que puede trabajar sobre las lenguas principales. Puedes utilizarlo como parte de varias herramientas, como por ejemplo el plugin de firefox que permite corregir la gramática de los textos que escribamos en foros, blogs, wikis o cualquier otro servicio a través de nuestro navegador.

Para escritorio, dicha aplicación está hecha en java y necesitarás tener instalado java 1.8. Desde emacs se puede utilizar como herramienta externa teniéndolo configurado. Para ello, primero necesitas tener instalado el paquete de emacs langtool y después decirle dónde encontrar los ficheros .jar de la herramienta. En resumen, en el fichero de configuración de emacs escribimos:

;;; Activar LanguageTool
(require 'langtool)
(setq langtool-language-tool-jar "/path/a/LanguageTool/languagetool-commandline.jar")
(setq langtool-default-language "es_ES")

Una vez configurado emacs podemos utilizar la herramienta directamente en el buffer en el que estemos trabajando. Podemos utilizar M-x langtool-check-buffer, una vez hecho esto en un buffer queda activada la herramienta. Podemos reactivarla con M-x langtool-check para volver a corregir, o desactivarla con M-x langtool-check-done.

También podemos utilizar LanguageTool lanzando su aplicación de escritorio, con el comando java -jar languagetool.jar. Aparece una ventana con espacio para copiar el texto con el que estamos trabajando, otro espacio donde nos detallará los errores encontrados (si los hubiera), un selector de idioma (aunque también lo podemos configurar para que intente identificar la lengua en base al texto escrito) y un menú para el resto de opciones y operaciones. En definitiva, una buena herramienta que tener en cuenta. Además, siendo una aplicación java la podemos utilizar en cualquier sistema operativo.

Conclusión

La ventaja fundamental de las herramientas que utilizo proviene del acrónimo KISS2. Aunque emacs es una herramienta no precisamente simple, es mucho menos «monolítica» que los procesadores de texto. Utilizo org-mode para escribir mis documentos y «automágicamente» consigo resultados muy buenos. Tanto para textos impresos y pdf, donde obtengo mucha mejor calidad que cualquier usuario medio de procesadores de textos; como para textos destinados a la web, donde el html que genera emacs es bastante más claro que el generado por ningún procesador de texto que intenta imponer los «estilos» definidos en él por encima de cualquier otro «estilo». Además, para posicionamiento SEO3 me facilita el trabajo de forma automática: genera cabeceras, gestiona etiquetas y metadatos, enlaza de manera sencilla, etc.

En algunos casos me piden un documento en algún formato para estos procesadores de texto y aunque sé que en general les debería bastar con un html bien hecho, que lo pueden abrir con cualquier procesador; también sé que hay quien no sabe cómo hacerlo sin hacer doble click en el icono correspondiente. En estos casos utilizo pandoc, una herramienta muy versátil y completa que comprende muchos formatos de documentos. Por ejemplo:

pandoc -i archivo.org -o archivo.docx

El comando anterior me proporciona un fichero apto para ser abierto por word y si cambio .docx por .odt el archivo que obtengo es compatible con LibreOffice y otras aplicaciones de ofimática (OpenOffice, Calligra, AbiWord, etc.).

Y por último, quiero que conste que no me quejo de los procesadores de texto o tengo algo contra estas herramientas. Simplemente, obtengo mejores resultados con otras. Y en general, los problemas que me encuentro con los documentos generados por procesadores de texto no son culpa de la herramienta, sino de la persona que la utiliza, en la mayoría de los casos, con más voluntad que conocimientos.

Nota al pie de página:

1

acrónimo de What You See Is What You Get, que significa «lo que ves es lo que obtienes».

2

acrónimo de Keep It Simple, Stupid, que diría algo así como «mantenlo sencillo, estúpido». O para qué vas a complicarlo si siendo sencillo funciona mejor.

3

SEO significa Search Engine Optimization. Normalmente comprende acciones tan simples como utilizar metadatos de etiquetas, cabeceras de sección identificables y, en fin, elementos que sean fácilmente reconocibles por los buscadores a la hora de indexar los contenidos.


Comentarios

Debido a algunos ataques mailintencionados a través de la herramienta de comentarios, se ha decidido activar un filtro antispam y guardar las direcciones IP con el único objeto de añadir a la lista de bloqueos las que correspondan a spam y otras actividades maliciosas.

Disculpen las molestias.